martes, 25 de septiembre de 2012

MURIÓ POR TÍMINDA

Beijing, 1994. Una joven campesina china que fue mordida por una serpiente venenosa en las nalgas, murió al no poder superar su timidez y contar lo que le había ocurrido. El diario The Beijing Evening News informó que la joven, Zhou, de 19 años, estaba segando los campos en la provincia de Jiangsu, en el este de China y mientras orinaba en una zanja fue mordida en las nalgas por una serpiente. Temerosa de que sus compañeras se rieran de ella, no contó a nadie lo sucedido. Poco después sufrió los efectos del veneno y murió cuando era trasladada al hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada