viernes, 17 de mayo de 2013

Abren casa de Barbie en Berlín pese a acusaciones de sexismo

Agregar a MySpace

AFP
AFP
Manifestaciones de protesta frente a la Casa de los Sueños de Barbie, en Alemania.
La casa de los sueños de Barbie en Berlín abrió ayer sus puertas lastrada por las protestas de varios grupos que califican de “sexista” esta iniciativa y culpan a la muñeca de fomentar los trastornos alimenticios en niñas y adolescentes.

Con un total de 2.500 metros cuadrados, la representación a tamaño real de la casa de Barbie es, en palabras de la vicepresidente de marketing de la muñeca, Lori Pantel, “una nueva forma de interactuar con la marca Barbie”, que ofrece “una experiencia memorable”.

La visita ofrece un recorrido primero por la atmósfera privada -habitaciones, cocina, baño- para después pasar a la zona de entretenimiento destinada a la belleza.

A lo largo de los 1.400 metros cuadrados de la atmósfera privada, los visitantes pueden pasear por un enorme vestidor en el que no faltan cinturones, pañuelos y joyas; o por el cuarto en el que se agolpan decenas de pares de zapatos.

Melina, una niña de cinco años que recorre asombrada una sala tras otra acompañada de su madre, explica que le gusta la casa, “porque es muy grande”, mientras que su madre califica la iniciativa como “genial para las niñas” y asegura que los responsables “han hecho un buen trabajo”.

Según aseguró el presidente y director general de EMS Entertainment, Christoph Rahofer, la organización “ha prestado mucha atención a los detalles y creado una experiencia interactiva completa usando la última tecnología”.

Probarse de forma virtual los vestidos de Barbie, cocinar magdalenas virtuales o pintar y diseñar los próximos vestidos de la muñeca son otras de las posibilidades que ofrece la casa. Luna, una niña de seis años, corretea por la habitación principal de la casa, presidida por una gran cama y donde no faltan el tocador y los utensilios de peluquería.

“Me gusta mucho jugar aquí dentro con mis amigas”, dice Luna y asegura que tiene “muchas” “barbies” en casa, pero que no sabe cuál es su preferida.

Tras un paseo por las salas privadas, Luna llega con dos de sus amigas a la zona de entretenimiento, donde tres niñas más desfilan vestidas de hadas, y espera paciente su turno para que una de las trabajadoras la ayude a maquillarse.

Para Stevie Meriel Schmeidel, presidenta de la asociación Pinkstinks de Alemania, es precisamente esta forma de potenciar la belleza y la moda lo que hace de la Casa de los Sueños de Barbie una mala iniciativa.

Las críticas
Trastornos En opinión de la presidenta de Pinkstinks, la figura de Barbie es una de las causas del “drástico crecimiento” de los trastornos alimenticios, ya que muchas niñas “sufren la presión de tener que estar guapas”.


Educación La integrante del Sindicato de Educación y Ciencia (GEW), Doreen Siebernik explica que lo que se ve en la Casa de los Sueños de Barbie no es lo que ellos consideran “un buen ejemplo pedagógico”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada